10 beneficios para el cuidado de la piel del aceite y las cremas de CBD

Navegar por el mundo del cuidado de la piel puede ser complicado, especialmente cuando parece aparecer un nuevo ingrediente cada dos semanas. Puede ser difícil determinar qué productos son mejores para usar para qué problemas de la piel y si esos productos se pueden usar juntos. Es fácil encontrarse en una rutina de 10 pasos, dos veces al día. Afortunadamente, el CBD, que no es un producto químico sino que proviene de una planta cultivada de forma natural, ofrece una amplia gama de beneficios, lo que lo convierte en una maravilla para el cuidado de la piel. Siga leyendo para descubrir por qué debería simplificar y agregar CBD a su rutina de cuidado de la piel.

1. El CBD es antioxidante

"Antioxidante" es otra de esas palabras de moda de la belleza. Básicamente, un antioxidante protege la piel y el cuerpo de los efectos de los radicales libres, moléculas inestables que se producen por oxidación durante el metabolismo. El CBD les da a estas moléculas algo con lo que unirse, en lugar de permitirles causar daños en otras partes del cuerpo. En el pasado, las vitaminas C y E se consideraban los mejores antioxidantes disponibles, sin embargo, otros estudios afirman que el CBD es aún más poderoso.

2. El CBD reduce la inflamación

La inflamación es importante para proteger el cuerpo mientras sana, pero puede causar una cantidad significativa de dolor y estrés. Muchas personas usan CBD por sus propiedades antiinflamatorias, que ayudan a aliviar una gran cantidad de afecciones. En la piel, la inflamación puede ser causada por varios factores, pero un CBD tópico aplicado en el área puede calmar la piel, reducir la inflamación y el enrojecimiento y aliviar la incomodidad o el dolor.

3. El CBD es un potente humectante

El CBD regula la producción de sebo (aceite) en nuestra piel, cuyos niveles bajos suelen ser la causa de la sequedad (los niveles altos causan acné; más sobre esto más adelante). Un estudio de 2006 en Alemania informó una mejora del 86,4% en 14 sujetos con una variedad de afecciones de piel seca. Desde entonces, muchas personas han informado que el uso de una crema o suero de CBD ha aumentado la hidratación de la piel y ha reducido la sequedad.

4. El CBD combate el acné y los brotes

El CBD combate el acné con un ataque de dos frentes. En primer lugar, ayuda a equilibrar la producción de exceso de sebo en las glándulas sebáceas de la piel, que bloquea los poros y da lugar a manchas. En segundo lugar, reduce el enrojecimiento y la inflamación causados por un brote. A menudo, estas dos áreas requieren tratamientos separados, lo que puede causar muchos efectos secundarios no deseados. Pero el CBD se considera una alternativa mucho más segura a estos tratamientos convencionales.

5. El CBD ayuda con el eccema, la psoriasis y la rosácea

Como se mencionó anteriormente, el CBD puede ser muy eficaz para tratar la piel seca y la inflamación. Esto lo convierte en una excelente opción para quienes padecen afecciones de la piel como eczema, psoriasis y rosácea. También se cree que reduce tanto la dermatitis atópica como la seborrea. El uso tópico de CBD en el área afectada puede ayudar a aliviar el dolor, el enrojecimiento y la picazón asociados con estas afecciones.

6. Calma la piel sensible

Así como calma nuestros cuerpos, también se ha descubierto que el CBD calma nuestra piel. La piel sensible es un término general que se utiliza para describir una amplia gama de afecciones de la piel, pero la sensibilidad se manifiesta con mayor frecuencia como erupciones, manchas, enrojecimiento e irritación. Las propiedades antiinflamatorias del CBD ayudan a calmar y reducir estos síntomas, y su poder antioxidante ayuda a proteger la piel.
de mayores daños.

7. Te ayuda a dormir mejor

Hablando de calmar el cuerpo, todos sabemos que una buena noche de sueño es crucial para lograr una piel mejor. Afortunadamente, el CBD también lo tiene cubierto. Se ha demostrado que el uso regular ayuda con muchas causas de insomnio y falta de sueño, incluido el estrés, ansiedad, dolor crónico e incluso síndrome de piernas inquietas. También se cree que el uso regular de CBD ayuda a regular el ciclo de sueño del cuerpo, lo que significa que obtiene una mejor calidad dormir por la noche y se siente más alerta durante el día. Para complementar aún más su deseo de mejorar su piel y su sueño, también le recomendamos que compre 4% de aceite de CBD (6 gotas debajo de la lengua por la mañana y por la noche) o Cápsulas blandas de CBD (trague 1 cápsula blanda 3 veces al día)

8. El CBD reduce el estrés

Odiamos seguir hablando de ello, pero el estrés prevalece en nuestras vidas modernas. Afecta nuestra salud de muchas formas, incluida nuestra piel. El CBD tomado por vía oral interactúa con los receptores de nuestro cerebro para regular el miedo y otros signos conductuales de ansiedad, además de aumentar la producción de serotonina (la hormona que nos hace felices), dejándonos con la mente despejada y la piel despejada.

9. El CBD es anti-envejecimiento

Se ha descubierto que el CBD mejora la producción de colágeno, que tensa la piel y reduce las arrugas. También puede igualar el tono de la piel al reducir la decoloración y las manchas oscuras. Las propiedades antioxidantes del CBD ayudan a proteger y reparar la piel del daño de los radicales libres que también pueden causar arrugas e imperfecciones. Incluso hay investigaciones que sugieren que puede estimular el crecimiento de nuevas células de la piel, lo que también puede conducir a una piel de aspecto más joven.

10. El CBD te da una piel sana y radiante

Si todo eso no fuera suficiente, el CBD es rico en ácidos grasos omega-3 y omega-6, que mejoran la apariencia general de la piel y ayudan a crear un brillo juvenil y un cutis uniforme. También funciona muy bien con principios activos que calman y nutren la barrera cutánea, como ceramidas, ácido hialurónico, péptidos y niacinamidas, y se puede utilizar a diario.

Publicación anterior Siguiente post

0 comentarios

Deja un comentario